Consejos

¿Camisas blancas amarillas? No, gracias

Comsejos Pretty para ropa blanca

Seguro que en tu armario tienes una camisa blanca básica. ¡Es normal! Las camisas blancas nunca pasan de moda y son un básico que puedes acompañar con todo. Ahora bien, aquí viene nuestro gran temor, que nuestra prenda preferida, se convierta en amarilla. En el artículo de hoy, Pretty Woman Style te da algunos consejos para que esto no ocurra. Quizás tengas algunos truquitos y quieras comentarlos.

Consejos para evitar que la ropa blanca se ponga amarilla al guardarla

  • Consejo 1: Al lavar la ropa blanca, remoja previamente en agua caliente con un limón cortado en rodajas, o su jugo diluido en el agua; ambas formas funcionan igual. Deja la ropa en remojo por unos 10 minutos, mientras vas moviendo con algún implemento de plástico o madera para no quemarte. Luego enjuagas y tiendes al sol.
  • Consejo 2: Cómo guardar la ropa blanca, lencería y mantelería si no va a ser usada por mucho tiempo, lo más recomendable es guardarla en un lugar fresco y oscuro. Si la envuelves en papel, usa tonos azules para evitar el paso de la luz, cuida que no sea un papel que destiña. Y si lo envuelves en plástico que sea negro u oscuro también, si puedes sellarla sin aire dentro, mejor. Todo esto evitará que se ponga amarilla.

Como quitar las manchas amarillas a la ropa blanca

Puedes agregar perborato: Una cucharada de esto en el segundo ciclo de lavado, así tu ropa quedará brillante de blanca.

Si está muy sucia la ropa blanca: Incluye en tu agua de lavado junto al jabón un poco de cloro. Cuidado con esto si añades mucho, el tejido a la larga puede ser dañado.

Tu ropa blanca con agua oxigenada: Siempre quedará impecablemente blanca, que brillará, si diluyes un poco de agua oxigenada en el agua de la lavadora y lo dejas en remojo una media hora antes del primer ciclo de lavado.

Agua tibia, sal y bicarbonato: Esta mezcla dejará tu ropa blanca suave y muy blanca. Déjala en remojo con agua tibia, un poco de sal y bicarbonato de sodio, al menos una media hora y máximo una hora. 

¿Qué te ha parecido? Pretty Woman Style ha probado algunos de ellos, sí que es cierto que hay que manipular con mucho cuidado, porque podemos echar a perder nuestra prenda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *